Los chicos duros también lloran

Perdón por la tardanza en escribir, pero han sido dos semanas de locos y apenas he tenido tiempo. Pero empecemos por el principio…
Os escribí todo lo que llevaba en la maleta y la mochila, pero no visteis la foto, y por desgracia la que tengo no es muy allá; pero os comento, el equipaje consistía como ya dije en una maleta grande, cuyo límite es 23kg pero a mí me pesó 20,5, una maleta de mano o carry-on que me pesaba unos 11 Kg y es la que te llevas a la habitación en el training y finalmente una mochila en la que iba el portátil y cosas varias que pesaba 12 kg. Como veis iba como una mula por que además llevaba una mochilita tipo saco con un libro y los cascos. vamos un total de 44kg en el cuerpo, más que mi equipación completa de celtíbero.

Bueno, el caso… mi salida en dirección a Madrid fue el domingo a medio día, a eso de las 2 de la tarde, y bueno como todo tuvo sus más y sus menos, empezando esos días había estado diciendo adiós y despidiéndome de la gente y familia y bueno, dan ganas de soltar alguna lagrimilla pero fui un chico grande y no lo hice. El día que dije adiós a mi Venus (es mi perrita) casi me echo a llorar, lo juro, ya me entraba como se dice por mi tierra “la chunga”, total que salgo de casa rápido y sereno para coger el coche y al estar ya en la calle me dice mi padre que suba a casa a por la llave del otro coche por que el grande (uno tipo ranchera) no arranca… menos mal que había otro jeje, total que subo y está ahí mi venus moviendo la cola como hace siempre que llego a casa, y yo casi empezando a llorar cojo la llave le doy un achuchón de los grandes y me voy corriendo.

El camino a la estación de trenes es un amasijo de nervios. Sabes que lo que estás viendo no lo vas a volverá ver de la misma manera, así que me tiré los 20 minutos de trayecto agarrado de la mano de mi novia y bromeando algo con mis padres. Llego a la estación con todo y allí está mi sister y mi tita (sí es tía, y suena ridículo, pero para mí es mi tita). Y bueno, algo inquieto y nervioso aguardo el tren y le doy un pequeño detalle a Ali, que se lo había comprado para que lo llevase cuando saliese con la asociación. Les doy un abrazo de los grandes a todos y un bueno beso a cada uno de ellos y me voy al tren. Como soy muy brutote me tiene que ayudar mi padre a subir el maletón de 20 kg, por lo que es del último que me despido. Avanzo por el tren del año de la polca y coloco las maletas y mochila; me siento, se cierran las puertas y … el tren no arranca, se queda parado por algo que desconozco y bueno, me pongo a mirar para todos lados evitando mirarles, pero al final caigo en la tentación y les miro, los cinco me miran y ya es demasiado para mí, me echo a llorar, con las gafas de sol puestas, por que claro, los chicos duros también lloran y miro a mi familia y solo me queda decir hasta luego.

He de decir que la llorera me duró como 1 hora, luego ya te serenas y aceptas que es lo que tú quieres y se te empieza a dibujar la sonrisa en la cara, pero bueno, eso ya está en cada cual.

El trip en tren duró unas 4 horas, y ya en Madrid me recogió mi primo, que me acercó al hostal (Hostal los Coronales-barajas) que había alquilado, muy buen servicio a precio asequible y con una cama muy cómoda. Dejé las cosas en la habitación y me fui a tomar un par de cervezas y unos pinchos a un bar para despedirme como es debido de España y de mi primo. A eso de las 8:30 me despedí de él, y me fui al hotel, donde estuve viendo Total Recall (la de chochenaguer) hasta la una de la mañana por que no era capaz de dormir. A las 7 cogí el transfer al aeropuerto (un Shuttle Bus) y a las 7:15 estaba allí. Estuve de planta parada hasta las 7:45 esperando al resto de compis, pero viendo la hora que era y la cola que había no me apetecía llegar tarde, por lo que hice el check-in y pasé los controles de seguridad, donde por segunda vez en los últimos días, algo tenía que pasar.

Paso la primera parte del control con todos los cacharros, me descalzo, me hacen el test de drogas, doy negativo y cuando voy a recoger la mochila me dicen que he de pasarla de nuevo por el escaner con todo lo que hay dentro por separado, paso de nuevo y me hacen un test de drogas en la maleta ¿y que sucede?, ¡¡¡Da positivo!!!, así que 20 minutos en la cola esperando a que el colega me hiciese el chequeo de nuevo en la maleta por que creían que la máquina estaba dando fallos. Finalmente paso a la zona muestra de pasaportes, y a la terminal, donde me siento y finalmente me encuentro con el resto de compis y esperamos charlando hasta que hemos de salir.

Anuncios

5 comentarios en “Los chicos duros también lloran

  1. Hola?? En serio?? Esto no lo sabía yooooo, ALUCINO, y yo creyendo que las cosas raras solo me pasaban a mi, jajajajaja, veo que me equivocaba, jajajajajaja…
    Me ha encantado este post, sobre todo la parte del tren, que cuqui, quiero decir, que siiii, que los chicos duros también lloran!!

    Esso siiiiii, quiero novedades, quiero saber que tal con la familia!! NECESITO NOVEDADES!!

    Un besazo enorme!

    Le gusta a 1 persona

  2. Ay Álex, despedirse de la familia y los seres queridos es lo que más cuesta, desde luego! Pero lo bueno es que aquí estamos conociendo a gente maravillosa que pueden llenar un poquito ese vacío 😛

    Un besito!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s